viernes, 4 de abril de 2014

ENTREVISTA EN EL SOL DE MÉXICO

ENTREVISTA EN EL SOL DE MÉXICO

Roberto Rondero / El Sol de México

Ciudad de México.- Es una novela romántica histórica ambientada en Inglaterra y México a finales del siglo XIX, pero su sello es ser apasionante, de principio a fin, y que atrapa al lector desde sus primeras páginas, se trata de "Amar es para siempre" (Editorial Vergara, 585 páginas), de la escritora chilena Victoria Magno.

Autora de otras novelas románticas como "Estefanía" (Ediciones B, 2012), la autora andina, quien fue entrevistada por El Sol de México, incorpora, en cada una de sus obras, un personaje especial, pues al ser madre de una niña con autismo, una de sus más grandes metas es difundir información sobre este trastorno que, si algo tiene de complejo, es el escaso entendimiento y el desconocimiento de la mayoría de las personas sobre su origen, sus causas y, en especial, del trato.

Amor fuerte y paciente

-Victoria, tu novela tiene elementos

autobiográficos?

-No, no los tiene. Sin embargo, es una novela muy especial para mí, pues la dediqué a una muy querida amiga que vivió algo similar a la protagonista. Es una novela que escribí en su honor, un ideal inspirado en la relación que ella tiene con su marido, un amor que es fuerte y paciente, que es capaz de continuar más allá de las circunstancias duras de la vida. Además imponer un ejemplo de una protagonista que no tiene que ser perfecta para llegar a conseguir el final feliz.

-En qué momento se encuentra la novela

latinoamericana, en este caso la chilena?

-Creo que está teniendo un buen auge, aunque todavía he conocido o leído los correos de varias personas que no se animan a leer autores latinos, prefieren continuar con los de siempre, en especial los anglosajones.

Yo nací en Chile, pero he vivido la mayor parte de mi vida en México, por lo cual intento estar al pendiente de todo lo que sale en ambos países, y en el resto de Latinoamérica además de la

literatura en España. Hay autores que escriben en español que son excelentes, sin duda son opciones interesantes para leer. Entre mis autoras favoritas está Isabel Allende, sus obras tienen un toque sarcástico y duro que te deja pensando, a la vez que son muy humanas y con un sentido de la familia y el amor intenso. Inolvidables.

-¿Cómo está inmerso en tu novela el personaje especial del que incluyes en cada libro que escribes?

-Por lo general, son pequeñas niñas inspiradas en mi hija. Yo soy madre de una pequeña con autismo. Mi familia, como todas o la mayoría de las familias con uno o varios miembros especiales en su núcleo, tiene que vivir a diario momentos difíciles, momentos de discriminación e intolerancia. Muchas veces la gente ve a una pequeña niña gritando a todo pulmón y haciendo una rabieta y piensa ¡qué mal educado!, si no es que te gritan algún insulto o el típico comentario sobre cómo deberías educar a tus hijos. No tienen idea de lo que es el autismo, de lo que es vivir con un trastorno, de lo que hacen con sus palabras o miradas hirientes. Al principio me enojaba mucho, les contestaba, sentía deseos de tener una varita mágica y desaparecerlos (já, já...), pero con el tiempo he entendido que eso no sirve de nada, es mejor concentrarte en tu hija, hacer lo posible por ayudarla a salir adelante del momento difícil que está pasando, porque eso es la crisis que todo el mundo ve como una rabieta horrible, un momento difícil para mi hija con autismo, y no preocuparme de lo que la gente piense. Y educar. No hay nada mejor que educar a la gente. Por eso trato de integrar a cada novela un personaje con autismo u otro trastorno que tenga la misma clase de discriminaciones, con la idea de dar a conocer a la gente lo que es el autismo, cómo es la vida de estos pequeños ángeles, de que a pesar de que a veces tienen momentos difíciles, son niños sumamente dulces y con un corazón de oro, niños que te roban el alma, porque son ángeles en la tierra. Creo que cuando la gente conozca la verdad del autismo, niños como mi hija podrán tener una vida más completa, ser aceptados y llegar a vivir plenamente, que es el sueño de toda madre para sus hijos.

Es poco lo que hago, pero "cada granito de arena cuenta". Si al menos he llegado a una persona con mis páginas, si le he transmitido este mensaje, me siento satisfecha. Porque esa persona bien podría tratar bien a la siguiente niñita con autismo que vea, ofrecer su ayuda en lugar de gritarle algo hiriente o quedarse mirando, o sencillamente dejar de juzgar y abrir su corazón, aceptar y convivir con esa persona, en lugar de sólo aislarla o discriminarla. Poco a poco se cambia el mundo, y mi sueño es llegar a cambiar el mundo para mi hija, para que un día ella pueda salir libremente sin temor, llegar a tener una vida plena y feliz. Y como ella, todos los niños extraordinarios del mundo.

"Amar es para siempre", ¿la sociedad será tan cruel como para separar a dos enamorados? - See more at: http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n3329837.htm#sthash.QLLp6wmP.dpuf



Roberto Rondero / El Sol de México

Ciudad de México.- Es una novela romántica histórica ambientada en Inglaterra y México a finales del siglo XIX, pero su sello es ser apasionante, de principio a fin, y que atrapa al lector desde sus primeras páginas, se trata de "Amar es para siempre" (Editorial Vergara, 585 páginas), de la escritora chilena Victoria Magno.

Autora de otras novelas románticas como "Estefanía" (Ediciones B, 2012), la autora andina, quien fue entrevistada por El Sol de México, incorpora, en cada una de sus obras, un personaje especial, pues al ser madre de una niña con autismo, una de sus más grandes metas es difundir información sobre este trastorno que, si algo tiene de complejo, es el escaso entendimiento y el desconocimiento de la mayoría de las personas sobre su origen, sus causas y, en especial, del trato.

Amor fuerte y paciente

-Victoria, tu novela tiene elementos

autobiográficos?

-No, no los tiene. Sin embargo, es una novela muy especial para mí, pues la dediqué a una muy querida amiga que vivió algo similar a la protagonista. Es una novela que escribí en su honor, un ideal inspirado en la relación que ella tiene con su marido, un amor que es fuerte y paciente, que es capaz de continuar más allá de las circunstancias duras de la vida. Además imponer un ejemplo de una protagonista que no tiene que ser perfecta para llegar a conseguir el final feliz.

-En qué momento se encuentra la novela

latinoamericana, en este caso la chilena?

-Creo que está teniendo un buen auge, aunque todavía he conocido o leído los correos de varias personas que no se animan a leer autores latinos, prefieren continuar con los de siempre, en especial los anglosajones.

Yo nací en Chile, pero he vivido la mayor parte de mi vida en México, por lo cual intento estar al pendiente de todo lo que sale en ambos países, y en el resto de Latinoamérica además de la

literatura en España. Hay autores que escriben en español que son excelentes, sin duda son opciones interesantes para leer. Entre mis autoras favoritas está Isabel Allende, sus obras tienen un toque sarcástico y duro que te deja pensando, a la vez que son muy humanas y con un sentido de la familia y el amor intenso. Inolvidables.

-¿Cómo está inmerso en tu novela el personaje especial del que incluyes en cada libro que escribes?

-Por lo general, son pequeñas niñas inspiradas en mi hija. Yo soy madre de una pequeña con autismo. Mi familia, como todas o la mayoría de las familias con uno o varios miembros especiales en su núcleo, tiene que vivir a diario momentos difíciles, momentos de discriminación e intolerancia. Muchas veces la gente ve a una pequeña niña gritando a todo pulmón y haciendo una rabieta y piensa ¡qué mal educado!, si no es que te gritan algún insulto o el típico comentario sobre cómo deberías educar a tus hijos. No tienen idea de lo que es el autismo, de lo que es vivir con un trastorno, de lo que hacen con sus palabras o miradas hirientes. Al principio me enojaba mucho, les contestaba, sentía deseos de tener una varita mágica y desaparecerlos (já, já...), pero con el tiempo he entendido que eso no sirve de nada, es mejor concentrarte en tu hija, hacer lo posible por ayudarla a salir adelante del momento difícil que está pasando, porque eso es la crisis que todo el mundo ve como una rabieta horrible, un momento difícil para mi hija con autismo, y no preocuparme de lo que la gente piense. Y educar. No hay nada mejor que educar a la gente. Por eso trato de integrar a cada novela un personaje con autismo u otro trastorno que tenga la misma clase de discriminaciones, con la idea de dar a conocer a la gente lo que es el autismo, cómo es la vida de estos pequeños ángeles, de que a pesar de que a veces tienen momentos difíciles, son niños sumamente dulces y con un corazón de oro, niños que te roban el alma, porque son ángeles en la tierra. Creo que cuando la gente conozca la verdad del autismo, niños como mi hija podrán tener una vida más completa, ser aceptados y llegar a vivir plenamente, que es el sueño de toda madre para sus hijos.

Es poco lo que hago, pero "cada granito de arena cuenta". Si al menos he llegado a una persona con mis páginas, si le he transmitido este mensaje, me siento satisfecha. Porque esa persona bien podría tratar bien a la siguiente niñita con autismo que vea, ofrecer su ayuda en lugar de gritarle algo hiriente o quedarse mirando, o sencillamente dejar de juzgar y abrir su corazón, aceptar y convivir con esa persona, en lugar de sólo aislarla o discriminarla. Poco a poco se cambia el mundo, y mi sueño es llegar a cambiar el mundo para mi hija, para que un día ella pueda salir libremente sin temor, llegar a tener una vida plena y feliz. Y como ella, todos los niños extraordinarios del mundo.

"Amar es para siempre", ¿la sociedad será tan cruel como para separar a dos enamorados? - See more at: http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n3329837.htm#sthash.QLLp6wmP.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El precio de una venganza

Cuando Jack desaparece de un día para otro, Kathe lo siente como una traición personal. Él, por su parte, a pesar de estar locamente enam...